Chantaje o negociación: la nueva era del sindicalismo en México

**Ayer vimos las dos caras del sindicalismo, el que ya sabe que las cosas cambiaron en México, y el que insiste en seguir consiguiendo prebendas, del chantaje y la extorsión



2016-05-02 08:00:00



** Sorprendió la unidad y adhesión de los obreros de la CTM, hacía su líder, y hacía el gobernador ** Confirma el dirigente estatal de la CTM, que los nuevos tiempos demandan ofrecimiento de parte de los trabajadores, hacía los que hacen los empleos, esto es, hacía los empresarios ** Por el otro lado, vimos la manifestación del SUTSEM de AGUEDA GALICIA, en una actitud francamente burlesca y vulgar, al viejo estilo del chantaje para conseguir sus reclamos ** Agueda Galicia, fue capaz de movilizar a miles de gentes, tan sólo para que reclamen para ella, la toma de nota como dirigente del SUTSEM, sin compasión de quienes trabajan fuera ** Parece que ya es tiempo de que alguien le pida a GALICIA JIMENEZ, que analice el daño que le está haciendo al SUTSEM, para que así la convenzan de que descanse y deje el poder a otros


Lo que vimos ayer fueron las dos caras del sindicalismo, una cara del sindicalismo que ya sabe que el país cambió radicalmente en el manejo de la economía y de los contratos y en la forma de hacer negocios con instancias u organizaciones, y otra, la cara del viejo y retrógrada sindicalismo que insiste en utilizar los viejísimos métodos que antaño eran receta obligada para hacer que los patrones se rindieran y aceptaran lo que les propusieran, y claro, quedando una buena tajada para el titular del sindicato, esto es, para el líder, dirigente o representante sindical.

Así que en el tradicional desfile del primero de mayo, en donde los sindicatos salen a mostrar músculo, en donde los sindicalizados van a desfilar para decirle al patrón en turno con quién se van a enfrentar en caso de tener diferencias.

La diferencia de ayer es que mientras el sindicato tradicional de México, el que es uno de los sectores del partido que ha estado en el poder por más de 80 años, sus dirigentes avizoraron que los viejos tiempos del chantaje, de la presión, de los bloqueos a calles, de la paralización del transporte, del cierre de carreteras y otras argucias propias de quienes dirigen organizaciones que en muchos de los casos, utilizan a la membrecía de estas organizaciones para sacar ventajas personales.

Y me refiero para ser más claro a la CTM de Nayarit, el sindicato de los trabajadores de México, en donde sus máximas dirigencias, están optando por negociar en base al diálogo, a propuestas, a ofrecimientos de trabajo,en lugar del vil chantaje, de la ruin coacción que era el arma preferida de los líderes que llevaron a la ruina muchos proyectos y empresas, con sus extremosas exigencias.

Cuando menos eso fue lo que vimos ayer, cuando miles de transportistas nayaritas afiliados a la CTM demostraron la unidad en torno a su dirigencia, para conmemorar así el Día del Trabajo, manifestando públicamente el apoyo irrestricto a su dirigente estatal, Avelino Aguirre Marcelo, quien dicho sea de paso, ha evitado al máximo enfrentarse con los que tienen trabajo para los cetemistas.

Ayer pues, la marcha del cetemismo transportista, fue en lugar de reclamos, de gritos de unidad, mostrando así los transportistas a bordo de sus camiones de volteo su lealtad a su sindicato y a su dirigencia.

Acompañado por la dirigencia estatal del PRI, diputados federales, diputados locales y los dirigentes de los diversos sindicatos adheridos a la Confederación de Trabajadores de México (CTM), Avelino Aguirre Marcelo, manifestó su beneplácito por la unidad que se demostró durante el desfile, señalando que los miles de cetemistas que marcharon, lo hicieron por voluntad, y con la única consigna de demostrar que hay una nueva era en torno al sindicalismo en México…vaya, al fin se están entendiendo las cosas tal y como son en el país.

Lo cierto es que el líder de los obreros en Nayarit, reiteró que los transportistas del estado, tienen un objetivo claro: el de brindar las mejores condiciones de trabajo para los futuros proyectos que están por concretarse en Nayarit, tal es el caso de la “Presa de las Cruces”, la Autopista Jala-Vallarta, el Canal Centenario y un sinnúmero de obras locales que requieren la participación directa de los transportistas.

También comentó un asunto de gran importancia, al referir que las condiciones políticas y gremiales de la CTM dan garantía sindical a los empresarios y constructores, que serán los encargados de realizar los proyectos antes mencionados en el estado, esto es, que se olviden de las características huelgas que antaño se daban en la mitad de las obras, o cuando se podía presionar a las empresas, ahora dice el dirigente que hay garantías para todos, para los empresarios y para los constructores, de que lo que se pacte y lo que se acuerde, esto será así…esa es la garantía plena de una CTM, que ayer participó con cerca de cinco mil transportistas , dejando en claro que los empresarios venidos a transportistas no tienen derecho a exigir participación en las obras, porque por encima de los derechos de los transportistas no está nadie
******************

En la otra cara del sindicalismo, vimos al SUTSEM, y miren que más bien puedo decirles que vimos a AGUEDA GALICIA JIMENEZ, obligando a los sindicalizados de su gremio llamado SUTSEM (Sindicato Unico de Trabajadores al Servicio del Estado y Municipios) desfilar en forma grotesca, utilizando a unos trabajadores que reciben su sueldo del gobierno del estado y de los municipios, haciendo el papel de burla, de bufones, de chistosos, cada trabajador tuvo que llevar un caballito de palo, de esos caballitos que se hacen con un palo de escoba y se les pone cara dibujada con cartoncillo o con algún otro material de los muchos que se venden hoy día en tiendas de manualidades.

Obviamente que ustedes saben a la perfección que la idea de GALICIA JIMENEZ, era la de exhibir los gustos del señor gobernador del estado por los caballos, como si tal cosa fuese un delito, o un pecado, aunque claro, para AGUEDA GALICIA, la palabra respeto personal no existe, y eso fue lo que hizo ayer por la mañana al desfilar en el libramiento y en la avenida Brasil, que fue la calle por la que bajaron hasta el boulevard Tepic-Xalisco, para ahí disolver su manifestación.

Pero les quiero decir que la marcha de AGUEDA GALICIA, es la prueba irrefutable de lo que al principio les decía, del viejo y oportunista sindicalismo, de ese sindicalismo en donde el líder era intocable y todos sus gustos se le concedían, so pena de que el país y el estado pudiera morir de falta de recursos, cuando menos eso era lo que amenzaban.

Pues si amigos, eso es lo que quiero decirles, que la marcha de ayer de AGUEDA GALICIA, sólo era para exigir que a ella le den el nombramiento como líder del SUTSEM, porque les quiero decir que ella no reclama ninguna prestación, puesto que todas éstas, ahí están ya en los contratos colectivos de trabajo, y ninguna se ha quitado, con la única novedad de que es el gobierno del estado, sin utilizar a AGUEDA GALICIA JIMENEZ, el que otorga las prestaciones de forma directa a cada empleado sindicalizado.

Por ello resulta absurdo que los quizá seis o siete mil empleados que ayer con su caballito de palo desfilaron por una parte del libramiento y por la avenida Brasil, hubieran tenido que desplazarse tan sólo para pedir no una prestación no cumplida, no una violación a sus derechos sindicales, sino la toma de nota para que AGUEDA GALICIA JIMENEZ, sea la secretaria general Del SUTSEM, pero ahora si, reconocida en forma oficial.

Digo, tanta ambición por un puesto no les parece muy exagerado, no sería bueno que la señora AGUEDA, se tome sus cinco minutos de reflexión y piense que en estos momentos es más el daño que está causando a la organización que tantas riquezas le ha dado y le sigue dando, y sea el tiempo de dejar en manos de cuadros jóvenes el manejo de este sindicato, lo digo porque ella misma ha dicho que las nuevas generaciones merecen su oportunidad, pero al parecer, la merecen tal oportunidad de otros, no de ella.

Así que ayer, la cara del sindicalismo que todavía no se da cuenta de que México cambió, marchó con AGUEDA GALICIA, quien utiliza a siete mil seres humanos, sin misericordia alguna para ellos, tan sólo para satisfacer sus gustos, o su ego, tan sólo para morir con el gusto de decir que le reconocieron su liderazgo, ¡cuánta ambición!, ¡cuántas ganas de seguir chantajeando , extorsionando, intimidando!, nomás para que le den la toma de nota, nomás para que vuelvan a invitarla a los presídiums, lástima de actitud, pero con esta actitud tan nefasta de AGUEDA GALICIA, nos queda más que claro que muchos de los líderes siguen en el pasado, siguen buscando poder, enriquecimiento, reconocimiento, ventajas personales, pero nada que tenga qué ver con el beneficio de quienes representan….porqué yo les pregunto: ¿ a cuántos trabajadores del SUTSEM, les va a beneficiar que AGUEDA GALICIA, logre la famosa toma de nota de parte de la secretaría del trabajo?, parece que sólo a ella, y ella es la que organiza, marchas, protestas y plantones, no hay más….así que a ver hasta cuándo descubre AGUEDA, que incluso el sindicalismo y la manera de llevarlo cambió, será difícil, pero no imposible, esperamos que esa demencia senil llegue a buen puerto.
*********************

EL PAPEL DEL SINDICALISMO EN EL SIGLO XXI

Por razones evidentes de nuestra historia reciente, los sindicatos ven reconocida su función como interlocutores en tanto que organizaciones básicas para la defensa y promoción de los intereses económicos y sociales en la misma Constitución. Así pues, el punto de partida de cualquier reflexión es no cuestionar su papel central en la construcción de un modelo de Estado que debía cuidar especialmente su apuesta por lo social.

No cabe cuestionar su papel, sino cuáles son los retos que deben asumir, de la misma forma que tantas otras instituciones de nuestro sistema democrático, como por ejemplo las mismas patronales o los partidos políticos.

Más allá del contexto de crisis, el entorno actual se caracteriza, entre otros aspectos, por un aumento de la complejidad y por la aparición de una pluralidad de actores con intereses propios, no siempre compartidos y a menudo aparentemente contrarios. El papel de defensa de los trabajadores que tradicionalmente ha distinguido a los sindicatos no necesariamente da suficiente cobertura a estos otros colectivos, empezando por los también trabajadores que están en proceso de búsqueda de un empleo.

Sería injusto afirmar que los sindicatos no se han preocupado por las condiciones de las personas desocupadas, jubiladas o que cobran una prestación no contributiva. Su papel ha sido clave en la defensa de los intereses de estos y otros colectivos, pero, ciertamente, no han logrado construir un relato suficientemente claro que permitiera conocer y reconocer su papel de defensa de los intereses sociales de diversos colectivos.

La capacidad de comunicación es necesaria pero no suficiente. Además de saber cómo conectar, los sindicatos deben ser capaces de anticiparse y realizar propuestas viables a todos los niveles. Protesta y propuesta debe ser un binomio posible, aunque a menudo el tono y las formas de la primera no facilitan que se oiga y se entienda la segunda.

El papel de los sindicatos no es pues nada fácil. Su rol tradicional de defensa de los trabajadores, aun y siendo necesario, no es ya suficiente. Su mayor capacidad de visibilizar el conflicto, a menudo eclipsa sus muchos logros de la mano de la negociación, el pacto y el acuerdo. A la necesaria voz de la protesta, se debe sumar la anticipación, la claridad y la factibilidad de la propuesta.

Si bien no es fácil, el papel de los sindicatos en el proceso constante de construcción social, ha sido, es y será clave.

EL NUEVO SINDICALISMO

El cambio afecta incluso a la función y estrategias de los sindicatos . El sindicato, sin abandonar su función de bienestar social, debe convertirse en un factor positivo para lograr la integración y suma de cooperaciones ante los nuevos requerimientos competitivos que las empresas han de enfrentar, o sea operar como un factor contribuyente a la productividad. Se trata de estructurar nuevas e ingeniosas respuestas ante nuevos planteos, tales como:

Frente a la creciente individualización y diversificación del empleo, no se trata de suprimir la negociación colectiva sino de lograr una formulación equilibrada y armónica para todos los intereses en juego, que tenga en cuenta las nuevas condiciones de la economía.

Frente al endurecimiento de la competencia globalizada, es necesario desarrollar una responsabilidad compartida, para elevar al máximo la productividad.

Frente a la segmentación y diferenciación del mercado de trabajo, participar en actividades que tiendan a incrementar la empleabilidad de las personas, evitando sobre todo el desempleo crónico y sin retorno.

Frente a la disminución de la fuerza laboral afiliada a sindicatos, crear nuevas ofertas de servicios que hagan atractiva la afiliación y consoliden la legitimidad de la representación sindical.

Frente a la internacionalización de la fuerza laboral, particularmente en áreas del mundo que están viviendo procesos de integración, que configuran un nuevo desafío para las entidades sindicales nacionales.

LA TRANSFORMACION

Los sindicatos surgieron como una forma de organización de los trabajadores asalariados, instancia que representa a éstos frente a sus empleadores. Conocemos de su historia, de las formas de organización y de lucha, de su ideología y de la transición a la vida partidaria, donde eran arropados por partidos políticos que les ofrecían ascenso al poder, junto a otras clases sociales.

Durante la época álgida de politización de los sindicatos, primera mitad del siglo XX, de sus dirigentes y de sus agremiados, bajo el ideario de transformarse de “clase en si” en “clase para si” y llegar bajo esa perspectiva a la toma del poder político, a la dirección del estado. Cuando se derrumba el sistema socialista y se acaba la utopía que por más de 70 años estuvo en la mente, en la conciencia de los pobladores de los países socialistas y de los militantes en el mundo entero, donde las organizaciones políticas, sociales y culturales, luchaban por un cambio de sistema.

El derrumbe del socialismo, trajo consigo la confusión ideológica y política de los obreros y de los sectores sociales interesados en una nueva alternativa de gobierno.

Se consolida la globalización y el neoliberalismo, donde predomina el poder económico y político de corporaciones nacionales e internacionales y las agrupaciones sindicales se eclipsan, algunas desaparecen, otras se dividen y en los casos donde los dirigentes, por su preparación y asesoría, estudian la crisis y la forma de mantenerse como sindicato, son éstos lo que ponen en práctica el nuevo sindicalismo.

El nuevo sindicalismo, según lo expresan los líderes sindicales del magisterio, del seguro social, de los trabajadores organizados en la Confederación de Trabajadores de México y en la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos, consiste en generar una relación entre sus miembros y los representantes de la empresa.

El nuevo sindicalismo, se acopla a la nueva circunstancia, cuida la planta productiva, la permanencia de sus trabajadores en su fuente de empleo, demanda incremento en el salario y las prestaciones, pero no hace de esto último, toda la razón de su existencia…parece que la CTM, ya entendió esto…¡enhorabuena!...hasta mañana




NOTAS RECIENTES