Seguirá con la política de no aumentar los precios de los combustibles: AMLO


Publicado: 10 DE AGOSTO, 2020



El Presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró este lunes que, suceda lo que suceda en la crisis económica generada por la pandemia del COVID-19, el precio de los combustibles no aumentará y no habrá gasolinazos.



En conferencia de prensa, el titular del Ejecutivo federal aseguró que en lo que resta de su administración se seguirá con la política de no aumentar los precios de los combustibles, y reconoció a empresarios que distribuyen el producto a precios razonables a los consumidores.



"Vamos a seguir con esta política de no aumentar los precios de los combustibles. No va a haber gasolinazos, suceda lo que suceda. Ahora que enfrentamos la caída en los precios del petróleo crudo, el petróleo que exportamos y que, al mismo tiempo, se redujo por la pandemia, en el consumo, bajó el precio de gasolina de importación y bajó el precio al combustible, y en vez de inventar un impuesto, decimos que bajaran también los precios de los combustibles".



"Desde que llegamos al gobierno decidimos no aumentar los precios de los combustibles. Hemos cumplido y vamos a continuar con eso", dijo.



En Palacio Nacional, el Mandatario señaló que la iniciativa privada que distribuye gasolina debe de tener utilidades, una ganancia razonable y no excesiva y que no dañe a la economía popular.



"Un reconocimiento a empresarios que se dedican a la distribución de combustibles y que han actuado con responsabilidad social manteniendo precios justos, tanto en gasolinas como en diésel, en gas. Vamos a hacer un reconocimiento público con esta actitud, por esta forma de proceder, siempre se tiene que considerar que la iniciativa privada tienen que tener utilidad, pero tienen que ser una ganancia razonable, no excesiva, que no sea lucro, que sea una ganancia que no dañe, que no afecte la economía familiar, popular, nacional, por eso es muy importante el que se haga este reconocimiento".



"Las gasolinas son fundamentales, no solo porque mueven a personas, mercancías, sino porque su precio influye mucho en la carestía de la vida, en la inflación. Si aumenta mucho la gasolina, se registra de inmediato en un aumento de otros precios.



López Obrador reclamó que en sexenios pasados se pensaba que si aumentaba la gasolina, "pues no afectaba".



"Un secretario de Hacienda llegó a sostener que el gasolinazo no afectaba a la población, porque la mayoría de la población no tenía automóviles. ¡Imagínense ese razonamiento!".





Más de interés