Elecciones: inequidad y simulación, De la puerta libre al acceso restringido

Ni la burla perdona el IEEN, les dará a cada candidato independiente que buscan la alcaldía de Tepic, la friolera de ¡ $ 4,000.00! ¡cuatro mil pesos mexicanos !



2017-03-22 05:00:00



** Eso si, deben devolver el dinero que les sobre de esta cantidad recibida para gastos de campaña
**Como el cálculo de que cada voto costará 222, pesos; los independientes con su apoyo de parte del Instituto Estatal Electoral de Nayarit, pueden aspirar a conseguir 18 votos
** Como siempre, la simulación que le encanta hacer al Instituto Estatal Electoral de Nayarit, seguirá vigente, pues nadie en su sano juicio, cree que con cuatro mil pesos se pueda hacer una campaña y mucho menos ganar un puesto de elección popular
** Mientras tanto, resulta que la presidenta del PRD en México, ALEJANDRA BARRALES, gastó casi 20 millones de pesos mexicanos, comprando un departamento en Miami, y tiene otros excelentes ingresos mayores a los 9 millones de pesos.


Pues vaya sorpresa la que nos dieron ayer cuando el IEEN, (Instituto Estatal Electoral de Nayarit), dio a conocer la cantidad que recibirá cada candidato independiente que buscará la alcaldía de Tepic, la cantidad que recibirá para hacer campaña, será ni más ni menos que cuatro mil pesotes mexicanos, ($ 4,000.00) es decir si consideramos que el dólar valga 20 pesos, aunque vale 19 y centavos, estaríamos hablando de que los llamados aspirantes independientes o sin partido, tendrán a su disposición 200 dólares, habrá que investigarlos para ver qué hacen con semejante cantidad de dinero, quizá ahorren parte del mismo para dejarlo y aumentar su patrimonio.

Es decir, considerando que los cuatro mil pesos por campaña sean lo único que pudieran gastar, estaríamos diciendo que un intendente de la SEP (Secretaría de Educación Pública), puede pagar con una quincena una campaña entera de un aspirante a ser alcalde de Tepic, y con todo su mes, pudiera pagarles a dos candidatos; de esto también podemos desprender que un burócrata del SUTSEM, puede fácilmente apadrinar a un candidato independiente, pagándole sus cuatro mil pesos de la campaña, y con suerte y gana su ahijado político, tal burócrata ficticio o imaginario, podría exigir un buen puesto, hasta de tesorero como DAVID GUERRERO, que se le coló a POLO DOMINGUEZ, hasta la cocina y ahora que POLO, le dejó el puesto, cuando el exalcalde le sugiere o le pide algo para ejecutar, DAVID GUERRERO, suele decir que POLO, ya no es nadie en el ayuntamiento de Tepic, que no tiene mando….en fin, me desvíe pero fue con el afán de decirles que desde el punto de vista tan inequitativo de lo que el IEEN les dará a los candidatos oficiales y de partidos, digamos a los candidatos formales, contra lo que les dará a los informales, puede uno especular decenas de cosas raras y creativas.

Y nomás para que se sigan dando una idea, les diré que respecto a las elecciones de 2005 y 2011, los comicios de 2017 serán 42.1% más caros en Coahuila y 81.6% en Nayarit; el Edomex tiene el tope de gasto de campaña más alto del país para los candidatos, con hasta 285.7 mdp, indica un reporte de Integralia.

Los procesos electorales en cuatro estados este año costarán al menos 4,028 millones de pesos, y en el caso de Coahuila y Nayarit, su gasto tendrá un incremento de 42.1 y 81.6%, respectivamente, respecto a comicios previos, indicó un reporte de Integralia.
Como todos sabemos, el 4 de junio serán renovadas tres gubernaturas (Coahuila, Nayarit y Estado de México), dos congresos locales (55 diputaciones) y 270 ayuntamientos (Veracruz solo tendrá comicios para renovar ayuntamientos) .

El gasto ascenderá a 4,028 millones de pesos, y así estará integrado: “El 58.8% de ese monto corresponde al gasto operativo de los organismos públicos locales electorales (OPLEs); 34.3% al financiamiento público a partidos con registro estatal; y 6.9% al presupuesto de los tribunales electorales locales. El OPLE del Estado de México es el órgano con más presupuesto (1,394.5 millones de pesos) y el Tribunal Electoral del Estado de Nayarit, el menos oneroso (12 millones)”, detalló el reporte de Integralia Consultores.
“Si se suma el presupuesto electoral de los cuatro estados con elecciones (4,028 mdp), más el presupuesto electoral de las 28 entidades sin elección (7,219 mdp), más el presupuesto federal para el funcionamiento del sistema electoral (18,277 mdp que incluye INE, Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, Fepade y financiamiento público de partidos nacionales), la suma total del costo presupuestario de la democracia electoral mexicana en 2017 asciende a 29,525.79 millones de pesos”, agregó.

Nayarit tendrá el sufragio per cápita más caro, con 222 pesos, siendo que el promedio en los cuatro estados será 203 pesos, ahora fíjense bien, con este dato de que nuestra entidad tendrá el voto más caro de todo el país, ya que la inversión del INE, será de 222 pesos, sólo para el caso Nayarit, nuestro estado, compartiendo este costo podríamos decir que un candidato independiente podría lograr aproximadamente 18 votos, ya que 222 pesos, por 18 votos, dan como resultado 3 mil 996 pesos, sobrarían cuatro pesos, suficientes para que los independientes paguen la renta, el teléfono y la luz, de sus respectivas oficinas de campaña, de sus cuartos de guerra; caray, tanta simulación en el país, nos ha afectado hasta en nuestra conducta, ¿a poco no?.

******************

La verdad amigos es que a los mexicanos nos fascina la farsa, a tal grado, que toda nuestra vida se ha convertido en una Gran Farsa, representada a lo largo y ancho de la Nación, en eso que yo he llamado “El Gran Teatro de México”.

Seguramente a usted no le gustará el título de farsante para todo mexicano, sin embargo, de manera consciente o inconsciente, todos los mexicanos somos parte de esta gran farsa, y quizá tengamos que reconocer en esa cara que vemos en el espejo a un pequeño o a un gran farsante.

Al mundo le decimos que vivimos en una democracia, cuando nuestro sistema político es una farsa democrática. Los gobernantes afirman que gobiernan en función de los intereses del pueblo, y el pueblo cree esa farsa. Los policías afirman que están para servir y proteger a los ciudadanos, lo cual sucede en muy escasas ocasiones. La Secretaría de Hacienda afirma que el alza de impuestos ayudará al crecimiento de México, cuando los últimos análisis han demostrado que se reducirá en un 1% el Producto Interno Bruto por efecto del alza de impuestos.

Donde quiera que usted voltee hay simulación y farsa. Afirmamos que en México no hay discriminación cuando sucede exactamente lo contrario. Tenemos más de cien millones de habitantes, y no podemos ni en deportes, contra un país con una décima parte de nuestra población y sin embargo, celebramos la farsa de ir con nuestra selección a un mundial, en el que como siempre, nuestra meta es llegar a cinco partidos. Vamos de relleno y celebramos y festejamos como nos corresponde a nuestro rol en esta farsa de país. La ética y los valores forman parte del vocabulario de “las buenas conciencias”, esas mismas buenas conciencias que ocupan su poder económico para pagar poco a sus empleados, para abusar de sus clientes, para chantajear, para obtener ventajas injustas. Sabemos que el gasto público es desviado EN
TODOS LADOS, y seguimos la farsa de aplaudir la terminación de una obra, o el informe falso del presidente municipal, diputado, senador, o incluso un gobernador de esos corruptos, tipo DUARTE de Veracruz, o ahora el mismo YUNES, gobernador actual, que es igual de rata que el que se fue, y si se descuidan un poco peor, cuando estuvo en el ISSSTE, como director general, nunca llegaron los apoyos a los hospitales y clínicas, las cuales hoy sufren esas consecuencias.

Somos parte de la farsa, ya sea como protagonistas, como extras o como espectadores. La farsa está en nuestras vidas de manera permanente, a tal grado que hemos perdido la capacidad de percibirla.

En la Ciudad de México y en muchas ciudades vemos o sabemos de secuestros frente a policías y fuerzas del orden, o lo que es peor, delitos cometidos por los propios policías, sin que nadie proteste, y si protestan, nadie les hace caso.

Tenemos elecciones para elegir a los representantes del pueblo cuando sabemos que los diputados locales y federales y los senadores, están cooptados por sus propios partidos políticos y por los arreglos económicos que tengan sus líderes de bancada con gobernadores y mandos superiores de los partidos políticos

Y aún así, seguimos participando en “la fiesta de la democracia” que son las elecciones, aunque la mayoría de los funcionarios electos no nos sirven para nada.

Tratamos de educar a nuestros hijos, y tiramos basura en la calle, obstaculizamos la libertad de tránsito de los demás, afirmamos respetar las leyes y sin embargo, todo es una farsa. En la vida real, ni respetamos las leyes, ni cumplimos nada cabalmente, al grado que incluso en la propia religión ni los líderes religiosos ni los fieles cumplen las reglas que ellos mismos afirman provienen de la divinidad.

En todos los aspectos de la vida cotidiana en nuestro país vemos farsas y farsantes, y allí siempre estamos, ya sea de actores o de espectadores. Por eso, México no tiene remedio, no va a cambiar, no va a mejorar, por una simple y sencilla razón: porque lo habitamos nosotros, porque lo habitamos mexicanos.

Y para cerrar con broche de oro nuestra columna de hoy, y hablando de la inequidad y de los abusos en contra del país, no puedo dejar de comentarles EL ESCÁNDALO INMOBILIARIO DE BARRALES Y EL ACTA DE DEFUNCIÓN DEL PRD… ahí va pues:

En las últimas horas, Alejandra Barrales ha dicho hasta el cansancio que no hay nada incorrecto en la compra de un departamento en la ciudad de Miami con un precio cercano al millón de dólares. Sin embargo, echándole un vistazo a lo presentado por la política perredista en su declaración 3 de 3, las dudas comienzan a surgir desde el primer párrafo. Nada hay de incorrecto en la adquisición del departamento, pero sólo solicitó que se incluyera la información del inmueble en su declaración patrimonial una vez que fue increpada al respecto por Univisión, el medio que dio a conocer la historia, lo cual resulta extraño, por decir lo menos.

Además, la líder nacional del Sol Azteca consigna en su 3 de 3 ganancias por 1 millón 431 mil 660 pesos como remuneración por cargos públicos, más otro millón 331 mil 324 pesos por actividad financiera, para luego amontonar la friolera de 9 millones 667 mil 687 pesos en el rubro de “otras actividades”, lo cual, de acuerdo con la organización que creó el formato de la declaración, “ se refiere a ingresos por arrendamientos, regalías, sorteos, concursos, donaciones, entre otros”.

¿Cuántas regalías puede cobrar al año Barrales? ¿Por qué obra? O bien, ¿cuánto puede cobrar por arrendamiento? ¿Ganó algún concurso o sorteo? ¿Quién le dona tal cantidad? Bueno, tal vez la misma persona que le donó un automóvil del fabricante General Motors, modelo 2015 y con un valor de 220 mil pesos (según consta en la misma declaración) sepa algo al respecto. Tal vez no.

Habrá que apuntar, una vez más, la naturaleza a veces ociosa y a veces facciosa de la plataforma y la ley 3 de 3, creada por el Instituto Mexicano para la Competitividad para promover la transparencia pero que se ha vuelto un trámite burocrático más, con un mecanismo permeable, que los políticos rápidamente aprendieron a manipular.

Más allá de estos defectos, resulta bastante desalentador darse cuenta que las declaraciones de prácticamente todos los presidentes de partido causaron polémica, dudas y confrontaciones. Entre las decenas de taxis de Enrique Ochoa, la revisión a su declaración solicitada por Ricardo Anaya luego de que se conocieran sus constantes viajes a Atlanta, y el titubeo de Andrés Manuel López Obrador para consignar sus bienes de una manera convincente, queda claro, oh sorpresa, que la clase política mexicana acumula riquezas que no corresponden a sus salarios, al amparo del poder público y en una red de impunidad que parece tocar a todos los partidos, sin importar sus principios o ideales.

También vale la pena reflexionar sobre el papel del PRD en el escenario político actual, con un nuevo partido de izquierda que le ha arrebatado la mayoría de las simpatías y buena parte de sus primeros cuadros. Incapaz de completar un cambio generacional que le hiciera atractivo a nuevos votantes (tampoco es como que Morena sí lo haya completado, pero este partido cuenta con el mayor activo de la política nacional), agazapado y preocupado por no ceder terreno en los pocos bastiones que le quedan, el Sol Azteca se jugará su vida en los próximos meses y, de no conseguir un resultado contundente en las elecciones estatales de este verano, asistiremos a los funerales del partido que mejor supo representar a la izquierda mexicana, hazaña no menor que pronto podría quedar en el olvido.

Por supuesto, el escenario para el PRD es más que difícil y podemos esperar que su votación sea aún menor que la de elecciones pasadas, lo que sin duda generará una última desbandada hacia Morena que dejará a un puñado de figuras encargadas de rematar los últimos bienes del otrora poderoso instituto, en detrimento de la política nacional y para desgracia de los miles, decenas de miles de hombres de buena voluntad que alguna vez se agruparon a su alrededor con el digno deseo de cambiar al país…esto de que el PRD es o era la izquierda de México, otra farsa más, otra simulación a las que nos hemos acostumbrado…hasta mañana