Juárez fue defensor de la educación laica: Robles González


21 DE MARZO, 2019

** Benito Juárez declaró la igualdad entre todos los ciudadanos, erradicando por completo las desigualdades entre el clero y la sociedad civil
** Testigo de la importancia de la educación, emprendió un ambicioso proyecto educativo cuyo principal referente era la educación laica, dijo el titular de la secretaría de Educación Pública

Por Argimiro León

Tepic.- En la conmemoración del 213 aniversario del nacimiento del Benemérito de las Américas, Don Benito Pablo Juárez García, el titular de la secretaría de Educación Pública, Arturo Javier Robles González destacó que en la insípida fecundidad del estado mexicano, surgen a la mitad del siglo XIX las grandes mentes brillantes que le dieron sentido institucional al rumbo de la nación; y con el andamiaje político y social que acarreó la victoria del liberalismo en el viejo mundo, se inicia con la construcción de un nuevo estado mexicano moderno, con sus principios de libertad, soberanía e igualdad.

En su discurso oficial, dijo a los alumnos que estuvieron presentes en el acto conmemorativo de este 21 de marzo del 2019, así como a los Maestros y Padres de Familia; Integrantes de la Gran Logia del Estado de Nayarit, encabezados por el maestro Leonardo Martínez Pérez; el Ejército Mexicano, y distinguidos miembros del presídium, que recibieran un atento saludo de nuestro Gobernador Constitucional del Estado, Antonio Echevarría García.   

“Hoy, nos damos cita en este magno recinto con el propósito de conmemorar el CCXIII (213) Aniversario del Natalicio de Don Benito Pablo Juárez García, hombre ejemplar de la vida ciudadana, símbolo del liberalismo y la justicia social en nuestra nación. Defensor de la educación laica y los derechos fundamentales del hombre”.

Recordó que como Ministro de justicia y presidente de México, Juárez declaró la igualdad entre todos los ciudadanos, erradicando por completo las desigualdades entre el clero y la sociedad civil. Testigo de la importancia de la educación, emprendió un ambicioso proyecto educativo cuyo principal referente era la educación laica, obligatoria y gratuita.

Señaló que al día de hoy, “el Benemérito de las Américas sigue siendo recordado como uno los mejores presidentes que esta tierra haya tenido”. A 213 años de su natalicio, el legado del ilustre maestro se ha fundado en los objetivos primordiales del gobierno, formando a las nuevas ciudadanas y ciudadanos, fomentando los valores en los niños, niñas y jóvenes de nuestro estado, demostrando el amor por la patria en las acciones cotidianas que, desde nuestra trinchera, cada uno de nosotros podamos emprender.

El juarismo, abundó, sigue contribuyendo en la formación mexicanos y nayaritas que se desenvuelvan entre la paz, la justicia, la tolerancia, el patriotismo y la libertad. “La vida de Juárez nos ha enseñado que, pese a las condiciones en las que nos podamos encontrar, siempre serán la educación y la voluntad las armas que habremos de utilizar en la batalla contra la ignorancia, la pobreza y la marginación”.

Añadió Robles González que sea a través del uso de la palabra libre, donde se formen a los nuevos líderes del futuro; esta juventud con hambre y sed
de justicia en cuyos hombros reposa la herencia cultural y cívica que los hombres liberales del siglo XIX han escrito con letras de oro en la historia de México.

Dejó en claro que libre y para mi sagrado, es el derecho de pensar... La educación es fundamental para la felicidad social. “Los hombres no son nada, los principios lo son todo. La democracia es el destino de la humanidad; la libertad su brazo indestructible”.

Pero, sobre todo, entre los individuos, así como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz. Nunca dejemos de pensar en las palabras sabias de Don Benito Juárez; nunca olvidemos el gran sacrificio que ha implicado manuscribir estas frases que se han plasmado en cada uno de nosotros, porque que el pueblo que olvida su historia, está condenado a repetirla, concluyó.






Más de interés